Qué es el linfedema y cómo prevenirlo

Categorías

El abordaje del cáncer de mama tiene un claro objetivo: salvar la vida de la persona que lo padece. Sin embargo, la cirugía oncológica para erradicarlo puede comportar efectos secundarios importantes. Aquí te hablamos sobre qué es el linfedema y cómo prevenirlo quirúrgicamente. Y lo hacemos a través del encuentro online que Clínica Planas organizó con el cirujano especialista en la materia, el doctor Jaume Masià, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama.

El doctor Jaume Masià es especialista en reconstrucción mamaria y linfedema
El doctor Jaume Masià, operando

Cáncer y linfedema

El Día Mundial del Cáncer de Mama es un excelente pretexto para hablar sobre el linfedema. El linfedema es una acumulación anormal de líquido en el cuerpo debido a una obstrucción en el sistema linfático. Generalmente se sufre en brazos y piernas y es un posible efecto secundario de la cirugía oncológica en la que se realiza extirpación de ganglios linfáticos. Es una patología aún demasiado desconocida y de la que no se informa demasiado.

Altamente invalidante, tal y como expresa el doctor Jaume Masià, especialista en reconstrucción mamaria y en linfedema, “no es una patología trivial: hay 300 millones de personas en todo el mundo que lo sufren, siendo el cáncer de mama una de las mayores causas. Sin embargo, a pesar de esa prevalencia, el linfedema es la gran desconocida”.

Encuentro online

El doctor Jaume Masià intervino en el encuentro online organizado por Clínica Planas en calidad de director de la Unidad Avanzada de Reconstrucción Mamaria y Linfedema de este centro. El Dr. Masià también es director del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del consorcio Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y Hospital del Mar, además de ser profesor asociado en el departamento de Cirugía de la facultad de Medicina de la Universitat Autònoma de Barcelona(UAB).

En el encuentro, realizado en directo a través del canal Instagram de Clínica Planas y coordinado por Vanessa Nueda, superviviente de un cáncer de mama en Fase IV, el doctor Masià iba contestando preguntas que se realizaban a través de dicho canal y aportando información sobre el linfedema.

Aquí tienes un resumen de la intervención del doctor Jaume Masià durante la conversación que con motivo del Día Mundial del cáncer de mama organizó Clínica Planas.

Qué es el linfedema y qué trastornos provoca

El linfedema es la interrupción de la salida de la linfa de una extremidad (en los casos de cáncer de mama de las extremidades superiores). La linfa es un líquido que transporta desechos celulares y también los glóbulos blancos, que forman parte del sistema inmunitario.

El linfedema provoca diversas alteraciones físicas: La primera, el tamaño del entorno de los brazos, que puede triplicarse o más, provocando muchísimas molestias y dolor.  En segundo lugar, altera el sistema defensivo del brazo porque la linfa no funciona bien y el transporte de linfocitos, que protegen el sistema inmunitario, se ve perjudicado.

El linfedema provoca dolor
Brazos con linfedema

“Nadie me avisó de que podría pasarme”

Que no te informen es un fallo del sistema médico. O no comunicamos bien o sólo hablamos de tratar partes concretas del cuerpo, de nuestras áreas de intervención. Es importante administrar correctamente la información, pero hay que darla. La paciente, cuando recibe la noticia de que sufre cáncer, está en estado de shock, es normal. Quizás en ese momento si la informas de cómo va a ser todo el proceso no recibe todos los datos como debiera, por lo que hay que dosificar el qué y el cómo se aporta la información, pero saberla es la mejor manera de prevenir y de rebajar la ansiedad. La prioridad es salvar la vida, está claro, pero no hay excusa para no brindar la información correcta.

No se abordan las enfermedades de manera integral. Las pacientes con cáncer de mama, las personas que sufran cualquier tipo de cáncer, deberían tener una calidad de vida plena y si no lo conseguimos es, entre otros motivos, porque el sistema sanitario no trabaja coordinado.

No hay que tener miedo a pedir información y a solicitar una segunda opinión. La paciente debe conocer qué es el linfedema y cómo prevenirlo. Estar bien informados es la clave para tomar las decisiones acertadas.

¿Qué tipo de reconstrucción mamaria influye más en la aparición del linfedema?

Sin duda, el vaciamiento (eliminación de ganglios) sumado a la radioterapia, que quema los tubos donde van los ganglios. Este abordaje provoca un 30-35% de linfedemas.

¿Cómo prevenir quirúrgicamente el linfedema?

Si tan importante es saber qué es el linfedema, para la paciente también es saber cómo prevenirlo quirúrgicamente. El doctor Masià explicó: «En el momento que se plantea la cirugía oncológica, se hace un “mapeo” del sistema linfático del paciente. Este paso es importante, porque puedes adelantarte al daño que puede sufrir la paciente; cada persona tiene un sistema linfático diferente. Las hay que lo tienen muy completo, otras no. Si tienes un sistema linfático con pocos canales, y encima los agredes, tienes más posibilidades de sufrir linfedema. Por otro lado, cuando se hace el vaciado de los ganglios, reparar en ese momento el sistema linfático agredido supone una gran ventaja. Eso sería lo ideal, pero no todos los equipos dominan la técnica.»

¿Deporte, sí o no y de qué tipo?

El deporte debe ser satisfactorio. Siempre. Si no, no sirve. Busca un deporte que te produzca placer, porque con ello vas a generar endorfinas que te ayudarán a relajarte, pero te aconsejo que sea suave. Cualquier deporte moderado y progresivo es bueno. La marcha nórdica, por ejemplo, es excelente. Sí deben evitarse los de deportes en los que puedan producirse impactos y forzar el brazo cuyos ganglios han sido agredidos, como ocurre con el tenis, por ejemplo.

¿Recomienda utilizar manguitos de compresión?

La compresión externa es buena porque hace que el sistema linfático bombee más, pero lo más importante es ver qué te va bien a ti, porque si una manga de compresión para el brazo te produce estrés, vas a empeorar.

Tomar el sol, mejor no

Sol: evítalo. El sistema linfático tiene una estrecha relación con el sistema circulatorio. Cualquier cambio de presión sanguínea -y el sol produce ese efecto- te afectará y si tu red linfática está alterada, no te conviene exponerte al sol.

Linfa y emociones

Los cambios y el estrés emocional afectan al sistema linfático. El dolor emocional provoca una bajada de la capacidad defensiva de nuestro organismo y ello provoca, a su vez, alteración en el sistema linfático.

“El linfedema conlleva un cambio en el estilo de vida y hay que saber acompañar a las pacientes en ese cambio.”

Doctor Jaume Masià

Ahora ya sabes qué es el linfedema y cómo prevenirlo quirúrgicamente: la reconstrucción de los tubos linfáticos agredidos en la misma operación en la que se extirpan.

El 19 de octubre es el Día Mundial del Cáncer de Mama. ¿Qué tal una mirada más integrativa sobre el abordaje de esta patología?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *