Formentera sin agobios

Categorías

Te presentamos un plan de 5 días con 5 rutas para que puedas conocer Formentera sin agobios. Visitar la isla fuera de la época veraniega se convierte en una experiencia maravillosa.

Siempre que no se desaconsejen los viajes a causa del incremento de contagios por el Coronaviurs, una escapapada a una Formentera tranquila siempre es un buen plan. Organiza tu viaje con estas cinco rutas y disfruta.

Faro Formentera otoño escapada
Formentera te espera, paciente

Formentera no es sólo chapuzones en sus maravillosas playas. Otras estaciones del año brindan excelentes posibilidades para conocer la isla de una manera calmada y sin los agobios del verano.

Estas 5 rutas pensadas para hacer a lo largo de 5 días te ayudarán a conocer Formentera sin prisas, sin agobios. Te dará tiempo para todo. Si tienes la suerte de disponer de ese tiempo y las autoridades sanitarias no desaconsejan los viajes a causa del Covid-19, ¡escápate a la pequeña de las Islas Baleares fuera del verano!

1er día: de La Savina a Cap de Barbaria

La Savina es la única puerta de entrada, y además marítima, a la isla. El lugar ideal para acudir a la Oficina de Turismo en busca de información y para alquilar un coche o, sobre todo, una bicicleta.

A solo 3,3 kms está Sant Francesc, la capital, con su coqueto conjunto histórico, su iglesia y el Museo Etnográfico.

Por la tarde, tras el almuerzo, no estaría nada mal relajar el cuerpo en Cala Saona, arropada por sus rojizos acantilados bajos y -por qué no-, leyendo un buen libro.

Y para rematar la jornada inicial, nada mejor que enamorarse con la puesta de sol en el mejor lugar de la isla para ello: los acantilados y el faro del Cap de Barbaria, inmortalizados en la película «Lucia y el sexo», del director Julio Medem y protagonizada por Paz Vega y Tristán Ulloa.

Paz Vega en la imagen del film Lucía y el sexo, de Julio Medem
Film «Lucía y el sexo», de Julio Medem
El Faro de Barbaria es un símbolo de Formentera
Faro de Barbaria. Foto de Amparo Arias

2º día: Estany Pudent, Itinerario Ornitológico y Ses Illetes

La jornada puede arrancar con un recorrido matinal por una de las 32 rutas verdes de la isla; en concreto la número 2.

Recuerda, se trata de ir a tu ritmo, sin prisas ni agobios. Tómate tu tiempo y respira.

Esta ruta transcurre en gran parte por el Estany Pudent, espacio que concentra la mayor biodiversidad.

Allí también va a parar el Camí des Brolls, que este año ha estrenado un Itinerario Ornitológico de 4,3 kms., con ocho paneles informativos. ¡Silencio, cantan los pájaros!

Y por la tarde puedes continuar haciendo turismo activo por la ruta 1. Son unos 3,4 kms, de La Savina a Ses Illetes pasando por Ses Salines, donde admirar este fantástico parque natural que es Patrimonio de la Humanidad.

La bellísima Cavall d’en Borràs es la antesala de Ses Illetes, siempre entre las playas top del mundo.

Azul Formentera

Y si te animas a seguir por la lengua de arena de Es Trucadors llegarás al final de la isla, con espectaculares vistas del islote de s’Espalmador.

Una velada en la bohemia Sant Ferran puede poner guinda a la jornada en este plan de viaje por una Formentera sin agobios.

3er día: De Es Caló a La Mola

La mitad de este plan para conocer Formentera sin agobios está en un coqueto pueblo de pescadores, Es Caló de Sant Agustí, que conserva la fotogenia de su puerto y sus varaderos de madera, declarados en 2002 Lugar de Interés Cultural. A su lado, Ses Platgetes, tres pequeños arenales, son ideales para tomar el sol y dar un chapuzón si el tiempo aún lo permite, antes de saborear un buen pescado típico de la isla.

Tras la digestión, la ruta verde 25 lleva hasta el Pilar de la Mola por el histórico camino de Sa Pujada, con maravillosas vistas panorámicas. Allí está también una de las dos únicas bodegas de la isla, Terramoll, ideal para saborear los vinos ecológicos que allí se producen.

Rutas verdes por Formentera

El Pilar de la Mola destaca por su iglesia, por el Molí Vell y, sobre todo, por su mercadillo artesanal de los miércoles y domingos, el más conocido de la isla. Y como broche, una visita al otro faro de la isla, el de la Mola, que inspiró a Julio Verne en una de sus novelas de aventuras: ‘Héctor Servadac’.

4º día: Es Pujols y Formentera desde el mar

Si te gustan los deportes acuáticos, el lugar ideal para practicarlos es Es Pujols. Kayak, vela, windsurf… o un paseo en catamarán son excelentes opciones para admirar Formentera desde el mar.

Admira Formentera desde el mar con un catamarán o un paseo en barca

Por la tarde, la ruta verde nº 19 te permitirá un poco de ejercicio terrestre desde allí hasta Ses Illetes, pasando por Sa Roqueta, antes de regresar a Es Pujols y de seguir disfrutando de la gastronomía de proximidad de la isla, auténtico ‘Slow food’.

5º día: Es Migjorn, el sur también existe

Si el norte de Formentera cautiva… ¡Qué decir del sur! La última jornada de este periplo por la menor de las Pitiusas puede dedicarse a disfrutar de los 5 kms de paradisíacas playas de Migjorn, con gran variedad de paisaje y aguas cristalinas en las que admirar ese cautivador «azul Formentera» único en el mundo.

Las playas de Migjorn, al sur de Formentera tienen gran variedad de paisaje protegido
Playas de Migjorn

Sentarse en la arena con los pies descalzos y la mirada perdida en el horizonte mediterráneo es reencontrarse con uno mismo.

Mira el horizonte y sumerge tu mirada en el azul de Formentera
Pierde tu mirada en el azul Formentera

Formentera te espera paciente. Escápate a una isla en sus momentos más tranquilos, sin agobios… Y cuando la ocasión lo permita. Por el momento, atesora esta información. Te hará más fácil tu viaje.

Más información en: https://www.formentera.es

2 respuestas a «Formentera sin agobios»

Formentera es para disfrutarla distraídamente, sin agobios, si estrés cada rincón, cada momento tiene su luz y cada rincón con su luz te brinda sensacción de paz..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *