El parque de viviendas español es antiguo, así que 8 de cada 10 edificios son deficientes energéticamente hablando. Es una de las conclusiones que muestra el estudio del comparador de seguros Acierto.com, que demuestra cómo la eficiencia energética continúa siendo una de las asignaturas pendientes de los consumidores españoles, pero también de la administración.

 

 

Los edificios generan entre el 25 y el 35% de las emisiones, pero en España más del 50% de los inmuebles tienen más de 40 años, por lo que no cumplen criterios de eficiencia energética. “Las medidas gubernamentales y las ayudas públicas son fundamentales”, comentan desde el comparador Acierto.com, pero también insisten en que los ciudadanos también tienen mucho por hacer, porque “los principales problemas están relacionados con el desconocimiento de la normativa en materia de certificación energética y ahorro, así como con la falta de concienciación en general”.

Precio antes que la calificación energética

Al comprar o alquilar una vivienda, local, etc. la ley obliga a disponer de un certificado de calificación energética del inmueble, que muestra a los interesados el grado de eficiencia energética que posee. De hecho, no publicar esa certificación en el anuncio podría acarrear una multa de 300 €. Pues esa cualificación es el factor que menos influye en la decisión de compra o alquiler, aunque elegir entre una u otra pueda suponer hasta un 40% de ahorro de energía y su consecuente traslación al ahorro monetario. “Tampoco estamos dispuestos a invertir en mejorar o conservar nuestros edificios. Según las cifras, solo 2 de cada 5 están dispuestos a invertir en su vivienda para mejorar las condiciones de ésta. Otro aspecto que puede traducirse en pérdidas energéticas”, añade el estudio, realizado a partir de encuestas hechas entre sus clientes y publicado el 5 de marzo, con motivo del Día de la Eficiencia Energética.

“Otro de los grandes ignorados –por 3 de cada 5 propietarios– es la obligación del Informe de Evaluación del Edificio (para viviendas de más de 50 años). Y a pesar de la importancia de la conservación del edificio, solo el 40% estaría dispuesto a invertir para mejorar las condiciones del mismo. Pero la falta de concienciación va más allá: 7 de cada 10 encuestados no estaría dispuesto a optimizar el consumo, ni siquiera para adelgazar su factura energética”.

 

Cómo ahorrar 2.000 euros al año

El caso es que cuidar del medioambiente podría suponer un ahorro de 2.000 €/año. ¿Cómo?, El estudio te revela algunas maneras:

Renueva, en primer lugar, los electrodomésticos optando por eficientes en términos de energía. Eso te permitirá ahorrar alrededor de 400 € al año en la factura de la luz.

Si a eso sumas el gesto de lavar la ropa a 40 grados en lugar de a 60, el de ajustar la temperatura del frigorífico, instalar aireadores de grifos y duchas, que reducen el consumo de agua a la mitad, y optar por bombillas de bajo consumo, además de apostar por el aislamiento para evitar pérdidas que constituyen el 30% del total, llegarás ahorrar 2.000 € en tus facturas de consumo.

“Revisar las condiciones que ofrecen las compañías, elegir un plan que se adapte a nuestros horarios y necesidades constituyen acciones imprescindibles”, afirma Carlos Brüggemann, cofundador de Acierto.com.

 

 

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This