Una ovejita, dos ovejitas, tres ovejitas, cuatro ovejitas… veinticinco ovejitas. Definitivamente no funciona conmigo lo de las ovejitas. Las 2:54 de la madrugada y sin poder dormir. Por mucho que intento buscar a Morfeo, mis pensamientos me llevan a la actualidad del país y de hecho encontraron un rótulo luminoso que ponía “pesadillas” y no pude resistirme a entrar en ese pozo.

foto-insomnio2


A pesar de que siempre intento ver la parte positiva de las cosas, en esta ocasión no la he encontrado todavía. Lo que me vino a mis pensamientos fue un cierto paralelismo entre lo que llevamos de crisis con una película española de enredos de los años 60, pero sin gracia alguna, aunque con muchos enredos, eso sí. Quizás es una condición ibérica, la de los líos.

No es necesario ir más allá del último mes y si me apuran de los últimos quince días. No hace tanto la gente se daba de tortas para presidir, gestionar, liderar un partido político, como es el caso del Partit Socialista Català (PSC), ahora, en cambio, casi tienen que recurrir a las ETT (empresas de trabajo temporal) para encontrar un personaje al que le gusten los deportes de riesgo y con un perfil algo suicida. El PSOE no se libra de las dimisiones –¿será que están abandonando el barco antes de que se hunda?-, acto muy loable por parte de Rubalcaba, Patxi López… Lo que pasa es que no estamos acostumbrados a tan dignos gestos y si seguimos así van a tirar de miembros de las juventudes metidos a políticos que de jóvenes tienen poco y de políticos está por ver.

La abdicación del rey también es una tema entretenido, por decirlo de alguna manera. La abdicación sobre Felipe es sólo para salvar a la “familia” porque como dijo Corleone “Un hombre que no vive con su familia no puede ser un hombre”. Quizás no es la mejor cita que he encontrado ni la que le viene a la situación pero da que pensar. En definitiva, es un encaje de bolillos de “la familia real” para no verse imputada en ningún mal rollito. Así que, como sobornar a los jueces queda feo, quitamos títulos y desvinculamos a las ovejas negras. De esta manera los monárquicos estarán contentos porque tendrán una ceremonia de cuentos y a los demás nos la darán doblada.

En el PP en cambio, muchos no dimiten pero si se dan a la fuga, como el hijo de Ruiz-Gallardón tras chocar con un par de coches. Recordemos que la misma práctica hizo Esperanza Aguirre quien arrolló la moto de un agente de movilidad. Debió ser porque con tanto personal de seguridad hacia décadas que no conducía.

Finalmente, estoy esperando que empiecen a tirar piedras sobre el tejado de “la Roja” si los resultados no acompañan en el mundial de futbol de Brasil. Recuerdo que a muchos nos gusta apuntarnos al carro de la victoria, pero cuando las cosas van mal dadas silbamos mirando hacia el cielo buscando golondrinas.

Yo, con su permiso, seguiré contando… Un imputado, dos imputados, tres imputados…

Consejo, quien te quita el sueño que te hable por la mañana.

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This