Tras un diagnóstico de cáncer de mama, o de cualquier otro tipo de cáncer, el mundo se tambalea. Se entra en una vorágine de pruebas y más pruebas y visitas médicas que se suman a la inquietud por la salud y por el futuro. Tras la resaca de actos y campañas impulsados por la celebración del Día Mundial Contra el Cáncer de Mama, te hablamos aquí de prendas que te cuidan en este proceso y que se ponen al servicio de la paciente para que su calidad de vida, tras la intervención, sea más confortable.

 

Anita care

 

Pionera

Empezamos con una de las marcas decanas en el ámbito de la corsetería para mujeres que han sufrido cáncer de mama: Anita care. Es un imprescindible y un referente indiscutible. Se lo ha ganado no sólo por la gama de sujetadores postquirúrgicos de los que dispone, si no también por las órtesis, prendas que sin ser meramente sostenes hacen más fácil la vida a las mujeres intervenidas y colaboran para mitigar los posibles efectos secundarios. Se trata de dispositivos externos aplicados al cuerpo para modificar aspectos y estructuras del sistema neuromuscular. Un ejemplo: la órtesis 1194, de Anita care, que a modo de una plantilla se adapta a la fisiología de cada mujer y tiene un claro objetivo terapéutico, más allá de servir como sujetador.

 

Anita care / Ortesis 1194

 

El equipo de Anita Spain, encabezado por Cristina Álvarez Würtenberger, está realizando una labor conjunta muy importante para colaborar con la comunidad médica implicada en las unidades de mama. Recientemente un estudio científico realizado por un equipo médico español y encabezado por el doctor José Manuel de León Carrillo, del Hospital Universitario Virgen del Rocío, de Sevilla, ha demostrado cómo, tras la cirugía conservadora del cáncer de mama, el uso inmediato de la órtesis 1194 representa una clara mejora en la calidad de vida de las pacientes y un avance para asegurar el éxito de la operación respecto a los vendajes clásicos utilizados hasta el momento. Dicho estudio ha sido publicado en la Revista de Senología y Patología Mamaria, de la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM) y se llevó a cabo en cinco hospitales españoles a lo largo de dos años.

Esta prenda se coloca ya en la mesa de operación y hace las veces de vendaje. Su construcción está pensada para ayudar a disminuir la inflamación postoperatoria, para cubrir suavemente cicatrices, fijar implantes y evitar la retención del líquido linfático, pues proporciona una compresión moderada y uniforme. Tras la operación, y ya en casa, las pacientes pueden colocarse de manera sencilla la órtesis 1194, que va acompañada de un cinturón con forma anatómica que se encarga de inmovilizar la zona.

Esta órtesis se une a otras que sirven de apoyo terapéutico a la paciente, como por ejemplo la manga con guantelete 1115, de la serie LimphOfit, construida para evitar el linfedema o hinchazón del brazo por extirpación de los ganglios linfáticos axilares.

Anita care, además, posee una amplísima gama de sostenes para albergar prótesis, para mujeres tratadas mediante radioterapia, y para postcirugía mamaria. Es una firma muy activa apoyando eventos para luchar contra el cáncer de mama, a grupos de pacientes y de organizaciones como la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).

 

Nuevas incorporaciones

El pasado 10 de octubre se llevó a cabo en Madrid la presentación de Selmark Care, una nueva línea de productos de la marca española de moda íntima y baño Selmark, que ofrece corsetería para mujeres en procesos de recuperación tras un cáncer de mama y se complementa con prendas de lactancia y para pechos operados por reducción o aumento de senos.

Durante la presentación, que contó con la colaboración del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), intervinieron Rafael Pérez, director de Selmark; Diego Piñeiro, responsable de Ingeniería de Selmark; Begoña Barragán, presidenta de GEPAC y Miguel Rojas, psicooncólogo de GEPAC. La firma, a través de su dossier de prensa, manifiesta:

La gama de productos Selmark Care cuenta con el apoyo y la recomendación de profesionales del sector de la salud, con quienes se ha contado para el desarrollo de los mismos. Todos ellos han sido testados y aprobados por oncólogos, cirujanos, matronas y enfermeras de curas. Para el desarrollo de la línea Care, se realizó un trabajo previo de investigación con un proyecto de I+D+i, en el que se detectaron las necesidades y se desarrollaron las capacidades tecnológicas trabajando en la morfología del pecho de la paciente (desde el Tac Helicoidal hasta el desarrollo del patronaje del sujetador). Posteriormente, se formó un equipo de trabajo multidisciplinar en el que se conceptualizaron los productos, se desarrollaron y testaron hasta componer el portfolio de productos de la línea. En este sentido, Selmark ha trabajado a nivel de identificación de necesidades, productos, pruebas y validación en colaboración con SAYFIT, grupo multidisciplinar de divulgación de conocimientos asociados con la corsetería, con el que se ha cerrado un protocolo de investigación con el Hospital General de Igualada. Asociaciones como ADICAM (Asociación de Diagnosticadas de Cáncer de Mama) y centros de salud también han aportado su conocimiento y experiencia en la concepción de cada uno de los productos. A nivel de I+D+i se ha trabajado en materiales, tejidos y copas con el grupo de investigación CIMA (Universidad de Vigo) y realizado el seguimiento de las pruebas en colaboración con el Hospital Nuestra Señora de Fátima del Grupo Vithas, en Vigo.

Según expresó la firma, “esta iniciativa nace de la necesidad de una paciente de cáncer de mama que trasladó a Selmark las carencias que existían en ropa interior cuando se enfrentó a la enfermedad”. Tal y como manifestó Diego Piñeiro, responsable de ingeniería de Selmark: “Fue mi prima la que me trasladó la falta de prendas específicas en este tipo de recuperaciones. Ella se realizó una mastectomía, fue intervenida en varias ocasiones, y no encontraba productos adecuados ni sujetadores que le permitieran naturalizar el proceso y que no le recordaran permanentemente las secuelas de la enfermedad”.

 

 


 

Otra marca que suma productos para mujeres que han sufrido cáncer es Carrefour. La multinacional de hipermercados y supermercados ha creado BienStar, un sujetador postoperatorio en colaboración con la AECC. La presentación se llevó a cabo el pasado 11 de octubre en el Centro de Innovación de Carrefour y estuvieron presentes Beatriz González Torrecilla, directora de Textil de Carrefour, Isabel Martínez-Noriega, directora de Relaciones Externas de la AECC, María Narváez, fisioterapeuta de la AECC y María Cid, directora de la Fundación Solidaridad Carrefour.

 

BienStar, de Carrefour

 

Para desarrollar su nuevo sujetador postoperatorio Carrefour ha contado con el asesoramiento de la AECC y de colaboradoras de la compañía que han sido operadas, quienes han probado personalmente la nueva prenda para mejorarla y que son además la imagen de la campaña.

 

Presentación BienStar, de Carrefour en colaboración con AECC

 

Más marcas

Otras marcas que también están en el mercado presentando productos para mujeres que han sido operadas y pacientes de cáncer de mama son Voe, con un amplísimo catálogo de productos y prendas postoperatorias, incluso para personas que han sufrido quemaduras,  y Amoena.

 

 

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This