Si no puedes vivir sin él, si te invade la ansiedad cuando te lo dejas en casa, si lo consultas cada pocos minutos… Si no eres persona sin tu móvil, tal vez padezcas nomofobia. Aquí te explicamos en qué consiste y cómo luchar contra este trastorno.
Por María Dolores Rivas

¿Padeces Nomofobia? Haz el test que hay al final de este reportaje

¿Padeces Nomofobia? Haz el test que hay al final de este reportaje



Al teléfono ya no lo reconocería ni su padre. ¿Qué cara pondría Alexander Graham Bell si viera en qué se ha convertido y en qué nos ha convertido su invento? Seguramente, lo primero que le llamaría la atención es que el teléfono ya no es un teléfono, es mucho más. Con la llegada de los móviles inteligentes o “smartphones”, el terminal se ha convertido en una herramienta que utilizamos para relacionarnos con nuestro entorno a muchísimos niveles. Hablar por teléfono es uno de ellos, pero no precisamente el que más nos importa. El “smartphone” es la herramienta inventada por el ser humano que nos permite interactuar con lo que nos rodea a un nivel muy superior a ninguna otra invención en la historia.
Según datos del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA), el 96% de los españoles tiene móvil, y el 33% lo usa para navegar por internet. Casi 10 millones de españoles utilizan la aplicación para móviles Whatsapp para comunicarse mediante mensajes escritos. Los “smartphones” representan aproximadamente un 60% de los teléfonos móviles en España, el país europeo con más dispositivos de este tipo. Estas cifras hacen que nuestro país sea especialmente sensible a un nuevo tipo de dependencia llamada nomofobia, definida como el miedo irracional a salir de casa sin el teléfono móvil. El término es una abreviatura de la expresión inglesa “no-mobile-phobia” (fobia a quedarse sin móvil). Estudios realizados por CEETA revelan que casi el 53% de los usuarios de teléfonos móviles tienden a sentir ansiedad cuando “pierden su teléfono móvil, se les agota la batería, el saldo, o no tienen cobertura en la red”, según explica Marina Dolgopol, Directora de CEETA en España. Pese a que la nomofobia no está incluida en el DSM-IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales), hablamos de un problema real con síntomas reales y propios de los trastornos de ansiedad. ¿Hablamos de uso abusivo, adicción o dependencia? En el informe “Enganchados al móvil”, realizado por la empresa de protección y asistencia CPP Móvil Seguro en 2012, el psicólogo José Antonio Molina del Peral, experto en adicciones y en el estudio de adicciones sin sustancia (juego, nuevas tecnologías…), aclara que “no somos adictos al móvil, sino dependientes”.

Síntomas
En las personas afectadas por esta dependencia de nuevo cuño, la ausencia del móvil puede crear inestabilidad, agresividad y dificultades de concentración, malestar general, hipervigilancia, inquietud y/o temor a estar “desconectado” o aislado. Estas personas sienten que el teléfono o las conversaciones mantenidas les aportan tranquilidad; necesitan comprobar de forma constante la recepción de mensajes o actualizaciones en sus redes sociales; necesitan visitar aplicaciones y sitios de internet, entre otras cosas porque temen perder oportunidades laborales. También consultan permanentemente las noticias y manifiestan una preocupación desmedida por lo que pudiera suceder si no están conectados, pudiendo llegar a sufrir crisis de pánico y agorafobia. También pueden mostrar actitudes violentas y agresivas, derivadas de un estrés similar al que sufriría un fumador adicto. Según CEETA, este mal propio de la sociedad hiperconectada ha aumentado un 13% en los últimos cuatro años, debido a que cada vez son más los consumidores que se ven atados a sus teléfonos inteligentes, y a que la tecnología es cada vez más accesible y económica. “Una persona consulta su teléfono móvil una media de 34 veces al día”, explican desde CEETA. “Las personas que padecen de nomofobia expresan que su teléfono es su vida, que lo es todo, y les brinda sobre todo la sensación de sentirse acompañados”, afirma Marina Dolgopol.

Las mujeres, población de riesgo

Las mujeres, población de riesgo

Mujeres y adolescentes son, según CEETA, los colectivos más propensos a “engancharse” al móvil. Los adultos ejercen una influencia importantísima en la vida de los niños a través de su comportamiento. Si los pequeños ven que sus padres no pueden prescindir del terminal ni en los momentos de reunión familiar (cena, celebraciones…), tenderán a imitar ese (mal) ejemplo. Los jóvenes entre 18 y 24 años son los más propensos a padecer nomofobia. Dentro de este rango, el 8% de los universitarios son los que más lo sufren.
Las mujeres también suelen sentirse más alteradas que los hombres si les falta su móvil. Si bien no existen razones taxativas para ello, podría deberse a que ellas tienen más necesidad de comunicarse y de “estar siempre al día”. Además, el informe “Enganchados al móvil” indica que existen ciertos patrones personales que presentan mayor predisposición a padecer este tipo de dependencia: personas que carecen de un buen repertorio de habilidades sociales, que muestran una excesiva timidez, los que tienen episodios depresivos o personas con excesiva necesidad de notoriedad.

Bajo control
¿Podemos vencer al móvil sin renunciar a él? ¡Claro que sí! Según Marina Dolgopol, “la clave es aprender a controlarse, desprenderse del móvil de forma gradual, afrontar de forma aislada las sensaciones y pensamientos negativos derivados de este padecimiento, como pueden ser las crisis de pánico”. Para prevenir el problema en los jóvenes, la clave es la educación: evitar que los hijos tengan conexión a la red desde su habitación y establecer unos horarios para un uso correcto de las tecnologías, procurando que sean adecuadas para la edad y el estilo de vida del menor. Además, explica la directora de CEETA, “hay que separar momentos. La noche es para dormir y, por lo tanto, el móvil debe estar apagado; del mismo modo, la cena es para comer y reunirse, no para usar el móvil”. Si fuera preciso, y antes de que el nivel de estrés o ansiedad se nos escape de las manos, es totalmente recomendable consultar el problema con un psicólogo.
Para José Antonio Molina del Peral, “la manera de afrontar el problema es recurrir a una psicoterapia centrada en la aceptación del trastorno, identificar las consecuencias, reforzar actividades alternativas no ligadas al uso del smartphone, controlar el tiempo invertido…”. El psicólogo puntualiza que no hay que demonizar el uso del móvil, ya que se trata de una herramienta muy útil, que ayuda a mejorar notablemente nuestra calidad de vida facilitando la comunicación, la búsqueda de información, la captación de fotografías y videos, las compras… Es su mal uso el que puede traer complicaciones; hay que saber detectarlo y controlarlo a tiempo.

Fuente: CCP España

Fuente: CCP España

Control de Movilemia
Otro “efecto secundario” del uso inadecuado del móvil tiene que ver con la seguridad de la información que guardamos en él. Para “diagnosticar” cómo lo usamos y protegerlo adecuadamente, la compañía de protección y asistencia CPP Móvil Seguro (www.cpp.es) creó a mediados de 2012 el “Proyecto Control de Movilemia”. Dicho proyecto consiste en la realización de un test para evaluar el tipo de uso que hace cada persona. En función de los resultados, cada usuario obtiene un perfil de riesgo, para el cual la empresa recomienda el tipo de seguro que mejor se adapta a cada usuario. CPP Móvil Seguro tiene un acuerdo con la red de distribución de tiendas Yoigo, en las que se realiza el Control de Movilemia (está en proyecto ampliarlo a otras operadoras). Mediante una aplicación informática disponible en dichas tiendas, el usuario realiza el test y conoce el tipo de seguro que más le encaja. En función del precio del terminal, las coberturas llegan hasta los 750€, existiendo cuatro modalidades de seguro cuyo coste oscila entre los 2€ y los 5,33€ al mes.

¿Quieres hacer el test de Movilemia y conocer tu nivel de riesgo?
¡Es muy sencillo! Contesta a estas preguntas o bien descárgate el test y los resultados:
Fuente: CCP ESPAÑA – José Antonio Molina del Peral, Psicólogo experto en adicciones
CUESTIONARIO INICIAL
1.- ¿Cómo usas el teléfono móvil? (Señala sólo una opción)
_ Para llamar, enviar sms y, como mucho, mirar qué hora es.
_ Para lo anterior y como cámara de fotos, GPS, etc.
_ Lo uso para muchas cosas, para jugar, redes sociales, informarme, comprar…

2.- ¿Qué es lo que más valoras en tu teléfono móvil? (Ordena de mayor a menor importancia)
_ Poder acceder a Internet, correo electrónico, redes sociales…
_ Hacer fotos y poder compartirlas.
_ Navegación GPS, callejero, etc.
_ Descargar y/o escuchar música.
_ Jugar videojuegos y otros entretenimientos.
_ Comprar o comparar precios y leer opiniones para decidir la compra.

3.- Marca con una cruz si…:
_ A veces lo dejas en la mesa o en la barra de una cafetería o un bar por si lo usas.
_ A veces lo llevas en el bolsillo de atrás o en el bolso sin cerrar la cremallera.
_ A veces te conectas a tus redes sociales desde una wi-fi pública.

4.- Marca con una cruz si…:
_ Lo sueles tener encendido las 24 horas del día.
_ Se te ha caído al suelo alguna vez.
_ Usas el móvil en lugares como el baño, la piscina o la playa.

5.- Marca con una cruz todas las medidas de seguridad que tomas con el teléfono móvil:
_ Tengo un antivirus en el móvil
_ Tengo activado el número PIN y el bloqueo de pantalla
_ Hago copias de seguridad de la información sensible en la memoria
_ Siempre desactivo la conexión de datos cuando no la utilizo
_ Solamente descargo aplicaciones de sitios oficiales
_ Tengo contratado algún tipo de seguro para protegerme de robo, pérdida o avería

CUESTIONARIO PSICOLÓGICO
Para continuar realizando el control de Movilemia correctamente te aconsejamos que apagues el móvil durante el resto del día.

Tolerancia
¿Cuánto tiempo pasa desde que miras el teléfono móvil hasta que vuelves a consultarlo (sin recibir ninguna llamada ni mensaje)?
1. Más de 30 minutos
2. Entre 10 y 30 minutos
3. Cada menos de 10 minutos
¿Con qué frecuencia te has pasado más tiempo del que tenías previsto conectado al Smartphone?
1. Casi nunca
2. Ocasionalmente
3. Casi siempre

Interferencia en diferentes áreas de la vida
¿Desatiendes las labores del hogar, la relación con los amigos, el tiempo en familia… para pasar más tiempo con el Smartphone?
1. Un poco
2. Moderadamente
3. Bastante
¿Con qué frecuencia pierdes horas de sueño por dedicárselo al móvil?
1. Casi nunca
2. Ocasionalmente
3. Casi siempre

Abstinencia
Si piensas en pasarte 6 horas sin utilizar el móvil, ¿crees que te generaría inquietud o nerviosismo?
1. Un poco
2. Moderadamente
3. Bastante
¿Te sientes aburrido cuando no estás utilizando el móvil?
1. Un poco
2. Moderadamente
3. Bastante

Pérdida de control
¿Te enfadas si alguien te interrumpe mientras estás utilizando el Smartphone?
1. Casi nunca
2. Ocasionalmente
3. Casi siempre
¿Encuentras dificultad para no consultar el teléfono en lugares donde está prohibido hacerlo (conducción, teatro, clase…)?
1. Casi nunca
2. Ocasionalmente
3. Casi siempre

¿Has sentido inquietud o nervios al tener que desconectar el móvil durante el resto del día?
1. Nada 2. Un poco 3. Bastante

SISTEMA DE EVALUACIÓN DEL RIESGO
I ENCUESTA INICIAL:
Pregunta 1: 1, 2 o 3 puntos según marque la opción 1, 2 ó 3
Preguntas 2, 3 y 4: Suma puntos, tantos como opciones marque.
Pregunta 5: Resta puntos, tantos como opciones marque.

II CUESTIONARIO PSICÓLOGO: 0 opciones marcadas = a 0 puntos; 1 = 1 puntos, y así sucesivamente.

Puntuación máxima I: 16
Puntuación mínima I: – 5
Puntuación máxima II: 27
Puntuación mínima II: 9

Puntuación máxima total: 41
Puntuación mínima total: 4

PERFIL DE RIESGO ALTO (A): DE 27 A 41
PERFIL DE RIESGO MEDIO (B): DE 13 A 26
PERFIL DE RIESGO BAJO (C): DE 4 A 12

Reportaje elaborado con el asesoramiento de:
Eduardo Gil Plasencia, responsable de Comunicación de CPP España (CPP Móvil Seguro) www.cpp.es ;
Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación – INTECO www.inteco.es ;
Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad – CEETA www.ceeta.org

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This