En Francia, quizás desconocida por estar a la sombra de ciudades como Montpelier, Toulouse o incluso Perpignan, se alza Narbonne (Narbona), una villa a descubrir y en la que paladear una gastronomía significativa. ¿Vamos? Súbete a los trenes de alta velocidad Renfe-SNCF, que partimos.

narbonne_canal-de-la-robina_destacada

 

A dos horas de Barcelona en trenes de alta velocidad Renfe-SNCF se presenta, sencilla pero con carácter, Narbonne. Te proponemos una escapada para conocer su patrimonio histórico, para callejearla, para detenerse en su mercado, pasear por sus playas y marismas cercanas y para disfrutar de su gastronomía.

Narbonne se sitúa en un cruce de caminos que le propició en el pasado mucha riqueza e importancia. Al sur de Francia, a 100 km de la frontera española, forma parte de la región Occitania (recién creada. Antes Languedoc-Roussillon/Midi-Pyrénées). Fue fundada en el 118 a.c por los romanos. De tamaño mediano (52.489 habitantes según último censo) tiene en su corazón una arteria, el “Canal de la Robine”, declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, que le concede un pulso y belleza singular. Además de su interés histórico, en Narbonne puedes disfrutar de playa y también de montaña, lo cual la convierte en un destino muy completo y de gran atractivo para quienes desean realizar una escapada que combine historia, entorno natural y buena gastronomía en un ambiente relajado.

En el centro neurálgico de Narbonne el visitante encuentra huellas de un gran pasado. Desde los restos romanos, con calzada preservada, la Via Domitia, en la plaza mayor, donde se alza el Ayuntamiento, hasta su gótico especial, característico de esta zona del sur de Francia, mucho más austero que el conocido en España. Su catedral, Saint-Just et Saint-Pasteur, sin embargo, se escapa de esta característica. Una de las más altas de Francia (41 metros mirando hacia el cielo), está inacabada. Sólo se llegó a construir el coro (1272-1332), que posee un retablo esculpido excepcional en la pared de sus capillas.

 

 

Se planteó como una catedral ambiciosa, espectacular, pero no llegó a finalizarse porque requería desmantelar la muralla que protegía la ciudad y la burguesía del momento, con gran poder, se negó, temerosa de que Narbonne, sin su escudo, fuera pasto de invasiones. Finalmente, la peste también llegó a la ciudad y la sumió en una pobreza que ya borró del mapa el trazado final de esta preciosa joya del gótico.

 

 

En Narbonne puedes pasear junto al Canal de la Robine y llegar hasta las playas de la ciudad, o bien hacer senderismo por el Parc Naturel de la Narbonneise, con sus montañas Clape y Fontfroide, completamente asequibles para todo el mundo. El mercado de Les Halles, junto al canal y construido en 1901, también merece una visita. Allí puedes adquirir productos gastronómicos de la zona y si vas el jueves, alrededor del Puente de los Comerciantes, tienes el mercado semanal. Si visitas el mercado, el guiño simpático lo ponen en Chez Bebelle, un grill liderado por Gilles Belzons, ex-jugador de rugby, que realiza los pedidos de productos frescos a cocinar mediante un megáfono a las paradas de alrededor y cuando éstas le avisan de que están listos, se los tiran por los aires y Gilles los “recepciona” como si de un balón se tratara.

 

 

 

 

 

Y pensando en comer…

Paseando, paseando entra el apetito. Te proponemos Les Grands Buffets, un restaurant “a voluntad” fundado en 1989 por Louis Privat, gran dinamizador de la ciudad. Organizado como un buffet libre, no tiene nada que ver con la idea de comida  masiva que pueden tener muchas personas cuando se nombra este estilo de restauración. Les Grands Buffets ha obtenido recientemente el certificado de excelencia 2016 de TripAdvisor por su calidad, saber hacer y por las experiencias positivas valoradas por los usuarios. En España Les Grands Buffets se ha dado a conocer ampliamente por ser escenario de uno de los exteriores del programa Masterchef, de RTVE, el pasado mes de mayo.

Les Grands Buffets se organiza a través de varias zonas. En el centro del restaurante se sitúa la Rôtisserie, un gran asador a la vista donde se cocinan los platos al momento y al gusto del comensal. Ahí puedes pedir entrecots, tournedó, costillas, magret de pato, bogavante y una amplia variedad de tortillas.

La Mer es la zona de mariscos. Ahí las ostras son las protagonistas, pero también encuentras langostinos, bocinas, salmón ahumado, mejillones, cañaillas y otros frutos de mar.

La Fromage. Junto con la zona de patés, la elección particular de Introversion. Si te gustan los quesos, compra un billete de tren Renfe-SNCF y ven a Les Grands Buffets. Cerca de 60 variedades te están esperando… Pero en 2017 pasarán de las 100 referencias de quesos… Toda una oda a este producto que se venera en Francia. Los foie-gras merecen también otra visita. Actualmente disponen de seis variedades y en 2017 tendrán más de diez.

A ello se le suma la zona de embutidos, los jamones, que se propusieron a los clientes como novedad el pasado verano y ya son siete las diferentes variedades, y el buffet de postres. La Pastissérie es un templo para los amantes del dulce. Más de 100 variedades rodean una gran fuente de chocolate fundido. La tarta tatin, milhojas, selva negra, helados, crêpes…

 

Y para regar los platillos, 70 variedades de vinos, todos procedentes de la zona Languedoc-Roussillon, que puedes solicitar en copa o en botella al mismo precio que el del distribuidor. Dato interesante: si te gusta un vino determinado, puedes comprarlo en el restaurante y si adquieres seis botellas, la que has consumido en la comida es gratis.

El precio del cubierto en Les Grands Buffets es de 32,90 €, bebidas aparte. Los niños de hasta cinco años no pagan y de seis a 10 años su cubierto es a mitad de precio: 16,50 €. En el restaurante hay un espacio reservado como sala de juegos para ellos.

Si eliges la  comodidad del tren para escaparte a Narbonne, Les Grands Buffets está a 10 minutos caminando desde la estación.

LES GRANDS BUFFETS – Espace de la Liberté, Rond Point de la Liberté – 11100 NARBONNE – Más información en www.lesgrandsbuffets.com

 

Conexión en tren

Gracias a la alianza creada entre Renfe y SNCF en 2013 Francia y España están conectadas a través de Alta Velocidad. Narbonne está dentro de la ruta y desde Barcelona (Estación de Sants) dispones de cuatro salidas diarias. Desde Madrid (Atocha) una conexión al día.

Más información en www.renfe-sncf.com

 

 

 

 

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This