En España, y con datos de 2017, hay un total de 6.053 personas desaparecidas o sin identificar. Sobre la mayoría de esos casos cuelgan las denuncias de sus familiares o personas allegadas, que siguen esperando, de otros, cuelga el olvido. De todos ellos, hasta hace poco, tampoco la Administración hacía mucho caso. Recientemente se han puesto en marcha estructuras para dar a las personas desaparecidas y a los restos no identificados un tratamiento particular. Aquí hablamos de todo ello guiados por la jueza y escritora Graziella Moreno, autora de la novela negra, Invisibles.

 

 

Cuando alguien desaparece y se sospecha que ha sido sin causa aparente, el desasosiego, la incertidumbre, el miedo y la tristeza se apoderan de los seres más allegados. Graziella Moreno Graupera es jueza de un juzgado de lo penal en Barcelona y además es escritora. Ha publicado diversas novelas y relatos y también es articulista. Hablamos con ella a raíz de su último libro, Invisibles (Ed. Alrevés, 2019) que en clave de novela negra escribe sobre esa esquina negra que nadie parece ver y en la que parecen ocultos los desaparecidos. Son, como dice ella, los invisibles.

En España desaparece una media de 38 personas al día. A pesar de que existe un Centro Nacional de Desaparecidos que recoge datos, el sistema es muy nuevo y todavía no hay datos que permitan informar y extrapolar sobre tipologías de casos. Por ejemplo, de los resueltos aún no se sabe qué porcentaje son desapariciones provocadas por trata de personas, por tráfico de órganos… Sí se sabe cuántos son mujeres (42,76 %), hombres (57,24 %), menores (22,9% del total de las denuncias interpuesta y un 37,5% de las aún activas)… Pero las estadísticas que derivan de los delitos aún no está organizada, según considera Graziella Moreno.

La buena noticia, según nos informa la jueza, es que actualmente la cifra de casos resueltos es mucho más alta que en años anteriores. Que haya, a datos cerrados en 2017, 6.053 casos activos, es decir no resueltos -cifra que se superará cuando se realice otro informe posterior- es porque “se acumulan denuncias de hace mucho tiempo. Los métodos de investigación antes eran muy distintos. Por ejemplo, había la creencia de que cuando alguien desaparecía hasta las 48 horas posteriores no había que notificarlo. Ahora se ha visto que eso es un gran error. Era un mito y es lo último que hay que hacer. En cuanto sabes que hay alguien que ha desaparecido de su entorno, que no es normal que no esté en su hogar o del que no tengas noticias, debes ir inmediatamente a denunciar porque las primeras horas son cruciales para visionar cámaras, interrogar personas, etc.”. Esos nuevos métodos permiten que las desapariciones que se producen actualmente tengan mayor éxito de resolución. “Se actúa más rápido y mejor”, sentencia Graziella. En cualquier caso, las 6.053 denuncias activas suponen el 4,14% del total de denuncias registradas por desapariciones de personas (146.042). Por comunidades, Cataluña, Andalucía, Canarias y Galicia son las que acumulan más denuncias.

 

El Centro Nacional de Desaparecidos

Según el Informe “Personas Desparecidas”, emitido por el Centro Nacional de Desaparecidos en el año 2018, no fue hasta el año 2013 que se creó, en el Senado, una Comisión Especial para el estudio de la problemática de las personas desaparecidas sin causa aparente. Durante los trabajos de la Comisión, “se llegó a apuntar la necesidad de crear un Centro Nacional de Desaparecidos con el fin de convertirse en un órgano capaz de desarrollar iniciativas que ayuden a conocer y avanzar en este ámbito”. Entre las funciones de este Centro se apuntaban, entre otras, “las encaminadas a elaborar pautas y protocolos de actuación únicos para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que ante un hecho de esta naturaleza, y tras la correspondiente denuncia por desaparición permitiesen establecer cuáles deberían ser los pasos a seguir por las distintas unidades policiales”.

En ese mismo año, 2013, el Senado acordó adoptar la definición de persona desparecida establecida por la Recomendación del Consejo de Europa, del 9 de diciembre de 2009. Según este Consejo, “la persona desaparecida es la persona ausente de su residencia habitual sin motivo conocido o aparente, cuya existencia es motivo de inquietud o bien que su nueva residencia se ignora, dando lugar a la búsqueda en el interés de su propia seguridad y sobre la base del interés familiar o social”.

Un Real Decreto 770/2017, de 28 de julio, incluyó, por fin, el Centro Nacional de Desaparecidos dentro de la Secretaria de Estado de Seguridad, concretamente en el Gabinete de Cordinación y Estudios. Todo muy reciente, y de ello hablamos con Graziella Moreno.

Entrevista a Graziella Moreno

En políticas para implementar metodologías de trabajo, vamos por detrás del resto de países europeos…

El tema de los desaparecidos, por lo que me consta, es un capítulo del que no mucha gente se ha ocupado. No ha habido mucha preocupación al respecto. De hecho, toda la base de datos de Personas Desaparecidas y de Restos Humanos sin identificar, que se presenta en el año 2009, no se estructura hasta el año 2010. Las denuncias activas acumuladas, 6.053, es un histórico, corresponden a personas desaparecidas de hace 5, 10, 20 años… Es un tema muy grave y debería tener un tratamiento especial, no solo policialmente, sino también judicial y socialmente. Los desaparecidos suelen quedarse en noticia de televisión y no debería ser así. Hay un proyecto de creación del Estatuto de la persona desaparecida que significará la modificación de leyes actuales y formas de trabajar.

 

Ese estatuto, ¿quién lo crea?

Es una propuesta que sale de asociaciones de desaparecidos, como, por ejemplo, QSD Global (Quién Sabe Dónde), de Paco Lobatón, S.O.S. Desaparecidos, y muchas otras. Me consta que hay un proyecto de ley que se ha llevado al Congreso y está a la espera de que se pueda concretar para dar un buen tratamiento tanto a las familias de los desaparecidos, que lo sufren mucho, como a la investigación. De hecho, en la mayoría de cuerpos policiales ya existe un departamento, o una sección, que lleva los casos de los desaparecidos; ya no se llevan junto con el resto de casos porque precisan de un trato independiente y especial. Pero aún y así todavía hay mucho por hacer.

Invisibles, de Graziella Moreno. PVP: 20 €. – www.alreveseditorial.com

¿Qué es el Sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar (PDyRH)?

Viene a ser como una gigantesca base de datos, como un sistema informático que centraliza y recoge todo lo relativo a las personas desaparecidas, las denuncias, los ADN’s de restos aparecidos pero que a lo mejor no hay sobre ellos denuncias de desaparición…, etc. Todos los cuerpos policiales deben volcar sus casos a dicho sistema, tanto los resueltos como los no resueltos, para que a nivel estadístico haya entidad. De ahí el informe que se publicó en marzo del año pasado (2018), respecto el año acabado anterior (2017). Éste se nutre de todos los datos que van aportando todas las policías y se comparten entre todos los cuerpos, para que los casos no se queden en algo local.

 

¿Existe un perfil de quien hace desparecer personas?

Según los motivos por los que ha desaparecido cada persona. Puede ser un caso de violencia de género, con perfil psicópata, o están también las redes de trata, donde quienes participan no se plantean qué están haciendo porque ven las personas como mercancías, como un negocio. Sienten absoluta indiferencia y cosifican a los individuos. Hay que ver qué hay detrás de cada una de las desapariciones.

 

Además de acudir a la policía tan pronto se sospeche de que una persona ha desaparecido, ¿es positivo recurrir a las asociaciones del ámbito?

Sí, hacen un trabajo muy bueno y puedes encontrar amparo psicológico en ellas. En casos de desaparecidos los familiares, el círculo íntimo, vive situaciones terribles y en las asociaciones hablan su mismo lenguaje y pueden aconsejar y asesorar sobre cómo actuar e incluso proteger.

Puedes seguir a Graziella Moreno a través de twitter: @GraziellaMore y de Facebook: Graziella Moreno.

 

Ajenas y olvidadas

En noviembre de 2010 el Congreso de los Diputados declaró el 9 de marzo como Día Nacional de las Personas Desaparecidas sin causa aparente. Un gesto nimio, quizás, pero que por lo menos permite, una vez al año, rescatar del olvido público a los desaparecidos. De hecho, a Graziella Moreno lo que más le costó a la hora de escribir su novela fue transmitir la tristeza que le produce que haya personas que desaparecen y que no haya nadie a quienes les importe que estén vivas o muertas. “En mi trabajo en los juzgados yo he vivido, por ejemplo, que hayan encontrado restos y que nadie sepa a quién pertenecen, o la impotencia de no poder dar una respuesta a las familias porque no se sabe qué ha sucedido con ese familiar que están buscando. Graziella lo ha conseguido. El libro avanza a través de la relación que establece una policía expedientada, su hermano y un amigo de éste, tres parias con un triste pasado y un futuro muy incierto. Tres personas capacitadas pero que la sociedad aparta por sus comportamientos. Tres personajes que podrían caer en el olvido del mundo, como los mismos desparecidos, y que se enfrentan finalmente a su destino porque también saben que están haciendo algo bueno en su vida. La desolación está en la trama, pero la novela también alberga la esperanza. Tal y como escribe la autora, Invisibles está dedicado “a los que desaparecen sin dejar rastro y a los que no renuncian a encontrarlos”.

 

 

Recomendaciones

Ante la sospecha de una desaparición:

• Acude de inmediato a un cuerpo policial

• Ponte en contacto con alguna asociación que trabaje en pro de las personas desaparecidas. Aquí tienes algunas:

• Si dispones de algún dato importante o relevante para la investigación de hechos relacionados con personas desaparecidas, existe un teléfono de carácter gratuito y confidencial que funciona en varios países de la Unión Europea. Es el 116000 y en España está gestionado por la Fundación ANAR.

 

 

 

 

 

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This