De fuerte personalidad, persistente y con una energía y capacidad de trabajo encomiables, Cayetana Guillén Cuervo, actriz y periodista de formación, se de ne como una activista cultural. Eso le ha provocado tener que renunciar a trabajos y dejarse la piel en la defensa de la cultura, pero es el legado de sus padres, Fernando Guillén y Gemma Cuervo, y su apuesta por una sociedad más serena.

 

 

 

Lo dice sin embudos: “Soy más feliz actuando que presentando”, pero reconoce que las oportunidades laborales se presentan, eliges y al final en el camino hay cosas que quedan. Cayetana Guillén Cuervo, actriz, hija y hermana de actores, es una activista cultural que últimamente se ha volcado más en sus trabajos de presentadora de televisión por conciliar su vida familiar. “No quiero salir de gira porque tengo un hijo de 12 años y la televisión, que me encanta, me permite estar con mi familia”, comenta. Acudió el pasado 13 de noviembre comomadrina, junto a la actriz Cristina Alarcón y la presentadora Carla LLadó, de la celebración del 40 aniversario del Institut Dr. Tarragó, en Sabadell (Barcelona). Se trata de un centro de medicina y cirugía estética creado por Enrique Tarragó que lidera junto a su hija, Carola Tarragó. “Carola es la pareja del peluquero Alberto Cerdán, que me corta el pelo desde que actué en “Más que amor, frenesí”. A través de ella conocí a la familia y me parece estupenda. Estoy aquí para apoyar y celebrar con ellos una trayectoria de 40 años”, comentó Cayetana Guillén Cuervo a Introversion. Con ella hablamos.

 

– v: ¿Quién es Cayetana Guillén Cuervo?

– CGC: Una persona muy normal…Madre…Muy curranta, enamorada de mis amigas y amigos, que son fundamentales en mi vida. Una persona muy responsable, excesivamente, con una capacidad de trabajo enorme y conmuchas ganas de vivir.

 

– v: Ha compaginado su labor de actriz con la de presentadora, pero para el público en general la mayor visibilidad se la están dando la televisión y los programas en los que participa. ¿Qué lectura hace de eso? ¿Preferiría centrarse en su carrera de actriz?

– CGC: La gente, efectivamente, me conoce más por mi labor en la televisión. Desde el momento que asumes que tienes una diversidad profesional, tienes que asumir que alguna cosa tapará la otra. Yo soy más feliz actuando que presentando un programa, pero la vida me ha llevado a tomar decisiones y eso te lleva también a dejar otras cosas por el camino. Es verdad: la última etapa de mi vida está muy volcada en televisión, y está muy bien, son trabajos que me encantan. También ha sido voluntario, porque no quiero salir de gira, tengo un niño que tiene 12 años y la tele me da la opción de compaginar mejor mi vida familiar que los rodajes fuera de casa y las giras.

 

–v: Se han cumplido 20 años de Versión española, uno de los pocos programas que se ocupan del arte, en este caso cinematográfico, además de Atención, obras, todo en La 2 de TVE. ¿Por qué otras artes, como la música, no tienen el respaldo de las televisiones públicas? ¿Por qué hay tan poco espacio para la cultura?

– CGC: Porque el Estado no considera la cultura como una de las cuatro patas de la mesa, y debería hacerlo. La cultura debería ser una cuestión de estado. Hay que llevarla a través de la educación, del respeto hacia toda la diversidad cultural desde la edad de la escolarización del niño, tal y como ocurre en Francia y en Inglaterra, que me parecen ejemplos muy buenos. Mi hijo estudia en un colegio inglés y una de las asignaturas es drama y tiene el mismo peso que las matemáticas o las ciencias. Desde el momento que está estudiando a Lorca o a Shakespeare con el mismo peso y respeto que lo demás está creciendo con eso. Ningún partido político en la historia de nuestra democracia se lo ha tomado en serio. El que lo haga dará un paso adelante.

 

– v: ¿Hay futuro en una sociedad que no da importancia a la cultura?

– CGC: Tiene que haberlo. Futuro siempre hay. Tenemos que luchar porque eso esté. Por eso una de mis labores es ser activista de la cultura, lo cual me ha hecho abandonar otras cosas. El presentar Versión española, Atención, obras, el ser presidente de la Fundación de la Academia de las Artes Escénicas, que me hace invertir mucho de mi tiempo para dar visibilidad a nuestro o cio y sacar adelante facetas diversas de nuestro trabajo… También pertenezco a la Junta Directiva de la Academia de las Artes Escénicas, cuyo presidente es Jesús Cimarro, uno de los grandes bastiones de nuestro teatro… Ese activismo me lleva a que no me dé tiempo de hacer otras cosas, pero el legado de mis padres me ha hecho ser consciente de la necesidad de ese espíritu crítico, de la necesidad de ser libres a través del conocimiento y creo que tengo esa responsabilidad. Me dejo la piel en eso y se ha convertido en mi forma de vida. Y aunque deje otras cosas atrás, creo que una convivencia sin cultura, sin formación, sin respeto hacia las distintas disciplinas artísticas será menos serena, y hay que apostar por ella. ¡Claro que hay futuro!, pero tenemos que tener claro que es a través del respeto a la cultura.

 

– v: ¿Qué añora de tiempos pretéritos?

– CGC: Intento mirar hacia delante. La nostalgia es muy tramposa porque es agridulce y te hace pensar que todo tiempo pasado fue mejor, y no es verdad. Te acuerdas siempre de lo bueno, pero también hubo momentos malos, como ahora, como mañana. Por eso creo que hay que mirar hacia delante e intentar estar aquí y ahora, buscando la luz en el horizonte, no hacia atrás.

 

– v: ¿Qué le pide al 2019?

– CGC: Salud. Le pido que no haya enfermedades a mi alrededor. A partir de los 40 eres un sándwich mixto entre esas dos realidades de tu vida: padres e hijos, y ellos se convierten en tu preocupación. Le pido que mi madre esté bien, que mi familia y amigos estén bien. Le pido prosperidad con todo lo que eso significa, que caminemos con calma, con una sonrisa, con amor… Yo creo que el amor es lo más importante, junto a la salud. Es lo que nos hace vivir en paz, convivir serenamente, lo que te hace ponerte en lugar del otro, lo que te hace mirar con compasión, sin juicio…

 

– v: Es tan difícil ir por la vida sin juzgar…

– CGC: Pero hay que intentarlo… Hay que salir de casa mirando con amor a los demás. Yo emito sobre los demás muy poco juicio. Lo tengo trabajado desde pequeña. Confío en el ser humano. La emisión de juicio nos aleja de los demás. No pienso como Sartre, que decía que el infierno está en nosotros. En absoluto. Intento mirar lo bueno y cuando luego me pegan el cachete, porque la vida tiene muchos altibajos, pues lo asumo, pero no voy a estar desconfiando de la gente…Me niego.

 

– v: ¿Es una mujer planificadora?

– CGC: Sí, porque soy muy obsesiva en mi trabajo, muy perfeccionista. Tengo poco margen de tolerancia con el error respecto a mí misma. Y sí, planifico.

 

– v: ¿Futuro inmediato?

– CGC: Seguir presentando Versión española y Atención, obras. Voy a rodar un personaje en la próxima película de José Luis Garci, que es la precuela de El crack (1981). Me hace muchísima ilusión rodar con él y verle dirigir de nuevo. He rodado ahora en Ibiza un trabajo para Miguel Ángel Tobías, El secreto de Ibosim, que es una historia muy bonita, con Roberto Sancho como protagonista, y ese es mi futuro inmediato, con un programa ya grabado que se llama Cena con mamá en el que se hace un homenaje a la madre y a entender el personaje a través de la madre. Está esperando a emitirse.

 

 

https://www.cayetanaguillencuervo.com

 

En mil fregados

Cayetana Guillén Cuervo (13 de junio de 1969) es actriz, presentadora de televisión, escritora… La hija pequeña de Fernando Guillén y Gemma Cuervo está licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y en Arte Dramático por la Escuela de Cristina Rota. Está casada con Omar Ayyashi Ramiro, fotógrafo, y tiene un hijo, Leo, de doce años. Cayetana es vocal de la Junta Directiva de la Academia de las Artes Escénicas de España y socia fundadora de la entidad en 2014. Tal y como indica la página web de la Academia de las Artes Escénicas, inició su actividad audiovisual a los 15 años en Televisión Española. Desde entonces ha trabajado como actriz en numerosas series de televisión como: Raquel busca su sitio, Amar en tiempos revueltos, o El Ministerio del Tiempo. Desde 1998 es la presentadora de los programas culturales Versión española y Atención, obras. En el mundo del cine ha interpretado más de veinte personajes de la mano de reconocidos directores como José Luis Garci, Pedro Almodóvar, José Luis Cuerda y Montxo Arméndáriz. Y en teatro cuenta con más de diez montajes a sus espaldas, trabajando junto a directores como Adolfo Marsillach, Antonio Onetti y Eduardo Vasco, entre otros.

En 2017 se publicó su primer libro, Los abandonos (Ed. La esfera de los libros), una obra personal que mezcla sus re exiones íntimas con relatos de cción.

 

Libro Los abandonos (La esfera de los libros, 2017), escrito por Cayetana Guillén Cuervo. PVP: 21,90 €. www.esferalibros.com

 

Ha sido madrina en el evento de celebración del 40 aniversario del centro de medicina estética Dr. Tarragó, y también es embajadora de las Denominaciones de Origen Vino Somontano y Jamón de Teruel.

 

En la celebración del 40 aniversario del Institut Dr. Tarragó. De izquierda a derecha: Alberto Cerdán, peluquero, Cristina Alarcón, actriz, Enrique Tarragó, cirujano, Cayetana Guillén Cuervo y Carla Lladó, presentadora. http://institutdrtarrago.com/

 

Imagen de la campaña que daba a conocer a Cayetana como embajadora de las Denominaciones de Origen Vino Somontano y Jamón de Teruel. www.dosomontano.com y www.jamondeteruel.com/es/

 

Puedes seguirla a través de Instagram, Twitter y Facebook.

 

 

 

 

 

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This