Por: Sociedad Española de Neurología (SEN)

El Alzheimer es la causa de demencia más frecuente. Representa entre el 60 y el 80% de todos los casos de demencia, seguida de la demencia vascular y de otras como la demencia por cuerpos de Lewy o la demencia frontotemporal.  La Sociedad Española de Neurología (SEN) estima que actualmente podrían existir unas 800.000 personas en España con enfermedad de Alzheimer. No obstante, puesto que la prevalencia e incidencia de esta enfermedad se incrementa a partir de los 65 años de forma exponencial -afecta al 5% de la población mayor de 60 años, al 20% de los mayores de 80 y al 30% de los mayores de 90-, el progresivo envejecimiento poblacional y el incremento de la esperanza de vida harán que el número de casos aumente en las próximas décadas.

 

 

El Alzheimer no es solo la principal causa de discapacidad en personas mayores en España, sino que también es la patología que genera uno de los mayores gastos sociales: el coste por paciente de Alzheimer se estima que ronda entre 27.000 y 37.000 euros anuales en España. Y, en todo el mundo, supondría un gasto total superior a los 800.000 millones, una cifra que ha aumentado un 35% en los últimos cinco años.

Además, un reciente estudio sitúa ya al Alzheimer y a otras demencias como la segunda causa específica de muerte en España, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la demencia es el grupo de enfermedades que más han aumentado en mortalidad en los últimos años, tras haberse duplicado en los últimos 15.

“Estamos pues, ante una enfermedad que supone un gran reto sociosanitario y que, de no tomar medidas, supondrá un problema aún mayor en los próximos años. Puesto que aún no existe cura para esta enfermedad, mejorar los tiempos de diagnóstico y tomar medidas para lograr que la población envejezca de forma saludable, son actualmente las mejores medidas de las que disponemos para poner freno al Alzheimer”, señala la doctora Sagrario Manzano, coordinadora del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología.

Cada año se diagnostican en España unos 40.000 nuevos casos de Alzheimer. Sin embargo, debido a que los síntomas iniciales de esta enfermedad son a veces difíciles de distinguir de los olvidos cotidianos es una enfermedad infradianosticada. La SEN estima que entre el 30 y el 40% de los casos de Alzheimer estaría sin diagnosticar, unas cifras que se elevarían al 80% en los casos de Alzheimer que aún son leves. “Aunque la enfermedad no tenga cura, existen tratamientos que, al menos por un tiempo, consiguen detener o ralentizar la progresión de la enfermedad. Por lo tanto, un tratamiento precoz permitiría estabilizar al paciente en las fases más leves de la enfermedad y retrasar la evolución unos años, lo cual es fundamental para mejorar la calidad de vida de los pacientes”, explica la Dra. Sagrario Manzano.

Por otra parte, llevar a cabo estrategias de prevención sobre los factores de riesgo de demencia conocidos, conseguiría disminuir el impacto de esta enfermedad en nuestra sociedad. Algunos estudios señalan que llevar hábitos de vida saludables podría reducir hasta un 40% los casos de Alzheimer, o al menos retrasar el debut clínico de la enfermedad. Y es que existen diversos factores de riesgo potencialmente modificables como: el control de los factores de riesgo vasculares, un mayor nivel educativo o cambios en los estilos de vida, principalmente un mayor nivel de actividad física, adopción de dietas más saludables y abandono de hábitos tóxicos como el tabaquismo.

 

Recuerdos. 10 años de Fundación Pasqual Maragall

Por Mercè Quesada

“Quiero ayudar a derrotar al Alzheimer. No es fácil, ni sencillo, pero en ningún sitio está escrito que tenga que ser invencible”. Pasqual Maragall, que fuera alcalde de Barcelona y presidente de la Generalitat, pronunció esta frase cuando hizo público que padecía Alzheimer, el 20 de octubre de 2007. En aquella rueda de prensa también expresó su voluntad por apoyar la investigación y ese compromiso se materializó el abril de 2008, con la puesta en marcha de la Fundación Pasqual Maragall. Esta entidad se dedica a la investigación científica sobre el Alzheimer. El 20 de septiembre celebró un acto conmemorativo de los 10 años de creación de la fundación y en el que se presentó Recuerdos / Records, un libro dedicado a Pasqual Maragall editado por RBA Libros en el que 40 amigos del alcalde explican experiencias vividas con Maragall.

Emotivo, pero a la vez contenido, y con lleno absoluto el libro fue presentado a través del diálogo a cuatro bandas que protagonizaron Queco Novell, periodista que en el programa de humor Polònia, de TV3, imitaba a Pasqual Maragall; Julia Otero, periodista locutora de radio; Margarida Obiols, que fuera secretaria de Relaciones Internacionales del Ayuntamiento y persona de la máxima confianza de Pasqual Maragall, y LLuís Bassat, publicista, que substituyó in extremis a Eduardo Mendoza, que no llegó a tiempo a la presentación por estar inmerso en la promoción de su último libro.

Hay que leer el libro, y para ello hay que comprarlo, puesto que las ventas irán destinadas a sufragar gastos de investigación para vencer el Alzheimer. Pero también hay que leerlo por placer, porque hay anécdotas divertidas, geniales, brillantes, como fue Maragall…

Puedes adquirirlo en la web de la Fundación Pasqual Maragall: www.fpmaragall.org

PVP: 25 €.

 

La pérdida auditiva: un posible agravante

Por GAES

La pérdida auditiva puede precipitar la aparición de trastornos cognitivos como el Alzheimer, en especial entre las personas mayores. “El sénior deja de interesarse por las noticias, no ve la televisión, deja de interactuar con otras personas… esto produce mayor aislamiento y menor capacidad de independencia, disminuyendo su capacidad funcional y su calidad de vida”, asegura el doctor en otorrinolaringología Juan Royo, quien añade: “A finales de los años ochenta ya se puso de manifiesto que la asociación de la Enfermedad de Alzheimer (EA) con la pérdida de audición predisponía a que el deterioro cognitivo fuera más rápido en comparación con el sufrido por los pacientes con EA sin pérdida auditiva”.

La prevención es la clave

Si es importante corregir la pérdida auditiva a cualquier edad, este hecho cobra especial relevancia cuando se trata de personas mayores. La pérdida de audición llega a afectar al 50% de los mayores de 75 años, en especial la presbiacusia, esto es, la pérdida auditiva a causa de la edad.

 

 

Quizás quieras ver:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This